40 Lecciones para Enseñarles Nuestros Niños

40 Lecciones para Enseñarles Nuestros Niños
Aquí hay una lista de valores y los rasgos del carácter que nos ayudaron enfocan la atención en prioridades bíblicas en nuestra crianza de los hijos.
Por Dennis y Barbara Rainey
Traducido por JCMM
Nunca se nos olvidará el momento increíble cuando nuestra hija Ashley nació. El doctor nos la limpió y nos la ayudó. Dennis se acuerda de que él quiso balbucear estas palabras , “Gracias por el regalo, ¿ pero dónde están las instrucciones?”
Cuando comenzamos, tuvimos algunas ideas de lo que es la intención de ser padres y criar a los niños. Dos años más tarde agregamos a un hijo, y nos dimos cuenta de que necesitábamos ponernos más intencionales acerca de lo que quisimos hacer antes en cuanto a lo que quisimos enseñarle a nuestros niños.
Como consecuencia, empezamos una lista de 25 cosas que quisimos para enseñar a nuestros niños. Entonces se convirtió en 40, 50, y aun más. (Por su propio bien hemos acortado la lista de regreso a la parte superior 40.) Una parte de estas lecciones comenzaron durante el primer año para cada uno de nuestros seis niños, mientras los otros fueron enfatizados más tarde durante la infancia o la adolescencia. Hoy nuestros niños son adultos y nuestro papel en sus vidas ha cambiado. Nos hemos movido de ser maestros para ser porristas y los consejeros, cuando nos preguntan.
Criar hijos requiere enormes pedazos de tiempo, oración, disciplina, involucramiento, y edificación de relación. Esta lista de valores y los rasgos nos han ayudado a enfocar la atención en las prioridades bíblicas de criar hijos para convertirse en adultos de fe y carácter divino.
¿Qué le debo ensenar a mis hijos?
1. Sobre todo, a temer a Dios.
2. Respetar la autoridad — confiar y obedecer a tus padres.
3. La importancia de amistades.
4. Estar enamorado de Cristo, y enfoque la atención en su relación con él, no sólo en la doctrina o en los principios bíblicos.
5. Tener compasión para los pobres y huérfanos.
6. Creerle a Dios apasionadamente en vez de demasiado poco.
7. La fuerza real se encuentra en servir, no en ser servido.
8. El poder de la pureza moral y una conciencia limpia.
9. Cómo motivar personas sin manipularlos.
10. Cómo manejar el fracaso.
11. Cumplir sus promesas.
12. El poder de la lengua para lo bueno o lo malo.
13. En Dar abundantemente en vez de dar poco.
14. La importancia de modales y cortesías comunes.
15. Mirar la vida a través de la orden del día de Dios — la Gran Comisión (Mateo 28:16-20) y el Gran Mandato (Mateo 22:37-38).
16. Dar gracias a Dios en todas las cosas.
17. La importancia de oración.
18. El arte de preguntar bien, de llevar adelante una buena conversación.
19. Cómo crecer como un cristiano.
20. Cómo manejar tentación.
21. A que, por la fe, confíe en Cristo como su Salvador y Señor, y que ayude a otros a cómo convertirse en un cristiano.
22. Buscar sabiduría — a tener la habilidad de buscar el sustento de todos los días. A saber, cómo hacer buenas decisiones.
23. A tener un sentido de la dirección de Dios y destino para su vida.
24. A que sea fácil de enseñar y no se vuelva cínico.
25. A que obtenga consejo divino.
26. La importancia de flexibilidad y adaptabilidad a hacer frente en la vida.
27. A que entienda que la verdad es más conveniente a través de las relaciones.
28. A que deje un legado de santidad.
29. A que tenga una vida manejable y que aprenda a priorizar sus decisiones.
30. A Vencer el egoísmo — a que no siempre puede salirse con la suya.
31. A que experimente que las elecciones son suyas para hacer y los resultados sean de él o ella.
32. A Respetar la dignidad de otras personas — de todas las personas.
33. A ser fiel en las cositas pequeñas
34. A que el carácter es la base de todo liderazgo.
35. A que la vida muchas veces no es justa — a no tener envidia a los otros.
36. A que viva de acuerdo con compromisos, no por los sentimientos.
37. A que exprese gracia y perdón.
38. A Tener Una ética del trabajo fuerte.
39. A rendirse a la autoridad de Cristo.
40. A Cómo manejar sus finanzas.
Deberíamos mencionar que, después de número uno, los artículos en esta lista no son presentados en cualquier orden o cualquiera prioridad. Nos damos cuenta de que la lista puede dar la apariencia de tener demasiadas cosas y esto puede causar desanimo. Pero creemos que, si usted empieza una lista propia, rápidamente se encontrará con una que es igual de extensa.
Eso es porque la crianza de los hijos es una tarea larga y desafiante. Afortunadamente, tenemos un Dios que nos da la fuerza para lograr las tareas que él expone ante nosotros (Filipenses 4:13). Le alentamos a apoyarse en él. Estas 40 cosas, solo son una guía para recordarnos lo que es importante . Nunca dejamos de entrenarlos, enseñarles o, y animarlos con aplausos. Como nos dice Gálatas 6:9 No nos cansemos, pues, de hacer bien; porque a su tiempo segaremos, si no desmayamos.

share

Recommended Posts

Deja un comentario