ADORANDO JUNTOS SEMANALMENTE

ADORANDO JUNTOS SEMANALMENTE

DIA 36

Dios dijo “Trabajaran ustedes durante seis días, pero el séptimo día es de reposo, es un día de fiesta solamente en mi honor, en el que no harán ningún trabajo…” Levítico 23:3 (NVI)

Hay un ritmo para vivir.

¿Sabías  que Dios  mandó que se tome un  día  libre cada semana?  Dios  lo  considera tan importante que lo incluyó en las 10 reglas más importantes par la vida. Los 10 Mandamientos Tomar un día libre cada semana está en cuarto lugar, seguido de no matar, no cometer adulterio y no robar. Así de importante es este tema para Dios.

 

La Biblia lo llama “El día de reposo”, un día entero que está separado para descansar y para la adoración en grupo. No es un día para llenarlo de cosas, ni para terminar trabajos pendientes. No es un día para planear otros encuentros. Es para el descanso y la adoración en congregación y no es opcional. Si tú no éstas tomando el día de reposo, éstas desobedeciendo uno de los 10 Mandamientos cada semana.

¿Por qué es El día de reposo semanal, tan importante? Jesús explicó “Y Él les decía: El día de reposo se hizo para el hombre, y no el hombre para el día de reposo”. (Marcos 2:27, LBLA). Jesús sabía que dos de tus necesidades que son constantes cada semana son el descanso y la adoración con otros creyentes. Es parte del ritmo de vida que Dios planeó.

Pero con el estilo de vida tan ajetreado de hoy, los sábados y domingos son a menudo más ocupados que el resto de días de la semana. Colocamos todas las actividades posibles para los fines de semana que cuando llega el día lunes no hemos ni descansado ni adorado.

Para muchos, adorar con otro cristiano es lo último por hacer, algo que ellos hacen solo cuando es conveniente o no interfiere con otros planes. Otros dicen: “Yo adoro cuando estoy en las afueras, en la naturaleza, acampando o esquiando” Pero ese no es el tipo de adoración que Dios manda una vez a la semana. Tiene que ser adoración en conjunto con otros creyentes; Dios desea que nosotros nos reunamos con el resto de sus hijos para alabarlo juntos. Cuando lo hacemos, Él se reúne con nosotros. Jesús dijo: “Por que donde dos o tres se reúnen en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos” (Mateo 18:20, NVI).

En la adoración congregacional, adoramos de una forma en la que no podemos adorar estando solos.

Mientras cantamos y celebramos juntos, oramos y nos confesamos juntos, compartimos y meditamos juntos, damos ofrendas y nos comprometemos juntos, nuestra fe es reafirmada, nuestra esperanza es reforzada y nuestro amor es renovado. Esto es posible solamente en comunidad.

Esta semana veremos maneras en las que podemos profundizar nuestra adoración en conjunto, pero déjame desafiarte hoy a tomar seriamente el mandato de Dios. Si tú sueles ser adicto al trabajo y no descansas como debe ser, o si tu compromiso a la adoración semanal es casual, basado en conveniencia más que en   compromiso, tú necesitas poner un día de reposo en tu horario. Memoriza el versículo de hoy para ayudarte a recordar el ritmo de una vida balanceada y saludable. Y este fin de semana siéntate con tu grupo pequeño en el domingo de Celebración. Dios dijo: “No dejemos de reunirnos, como hacen algunos. Al contrario, animémonos cada vez a seguir confiando en Dios, y más aún cuando ya vemos que se acerca el día en que el Señor juzgará a todo el mundo”. (Hebreos 10:25, LBLA).

PARA MEDITAR

El día de reposo es tiempo de “Quédense quietos, reconozcan que yo soy Dios”

VERSÍCULO PARA RECORDAR

“Trabajarán ustedes durante seis días, pero el séptimo día es de reposo, es un día de fiesta solamente en mi honor”. Levítico 23:3, (NVI)

PREGUNTA PARA CONSIDERAR

¿En qué necesitas mejorar par mantener tus prioridades y honorarios a la par con el ritmo de Dios?

 

share

Recommended Posts

Deja un comentario