LA HORMIGA Y EL PEREZOSO

LA HORMIGA Y EL PEREZOSO

Jueves, 8 de Marzo del 2018
Ezequiel 14-15 | Santiago 2
“¡Anda, perezoso, fíjate en la hormiga! ¡Fíjate en lo que hace, y adquiere sabiduría! No tiene quien la mande, ni quien la vigile ni gobierne; con todo, en el verano almacena provisiones y durante la cosecha recoge alimentos.” Proverbios 6:6-8

Todos hemos tenido días en los que nos sentimos como un perezoso, pero ¿te imaginarias que todos nuestros días fueran así? ¿Cómo podríamos escapar de eso? ¿Qué dice la Biblia?

El libro de Proverbios nos enseña dos maneras en las que el perezoso puede encontrar corrección. En primer lugar, él debe aprender por medio del ejemplo, y el maravilloso ejemplo que nos es dado, es el de una hormiga. La hormiga es un insecto fascinante; una de las criaturas más sociables que existen, pero también una de las más complejas.

La primera cosa que un perezoso debe aprender de la hormiga, es la responsabilidad. A diferencia del perezoso, una hormiga almacena su provisión en el verano y recoge su comida en la cosecha. La comida para el invierno está disponible para la hormiga, ya que ha trabajado más allá de lo que era necesario durante el verano. La hormiga no está guiada por la necesidad inmediata, sino por necesidad futura. Junto con la responsabilidad, aprendemos de la hormiga, la confiabilidad. Las hormigas no tienen ningún comandante, ni nadie quien las vigile, ni las gobierne. Sin embargo, las hormigas saben cuál es su papel y lo cumplen, y respecto a esto debemos aprender. Existe la hormiga reina, la hormiga soldado, la hormiga macho y las hormigas obreras que son las hembras, y hay respeto mutuo entre ellas en medio del cual trabajan juntas en armonía.

La segunda forma en que el perezoso aprende de la hormiga es por la experiencia. Salomón escribe: “Pasé por el campo del perezoso, por la viña del falto de juicio. Había espinas por todas partes; la hierba cubría el terreno, y el lindero de piedras estaba en ruinas. Guardé en mi corazón lo observado, y de lo visto saqué una lección”. Debemos mirar más allá, hacia las consecuencias de la pereza. Para el perezoso no hay cosecha diferente a las malezas. Si tomamos la opción fácil, la pobreza vendrá sobre nuestro futuro como un bandido. Proverbios 12:24 dice: “El de manos diligentes gobernará; pero el perezoso será subyugado.”

La triste historia que es narrada, es que el perezoso siempre llega tarde a tomar el barco. Podemos sentirnos satisfechos con nosotros mismos cuando vemos al perezoso, pero de repente nos damos cuenta que es exactamente lo que somos en nuestras almas. Si bien es cierto que en el reino físico determinamos nuestro futuro por lo que hacemos en el presente, es más apremiantemente cierto saber que lo que determinemos ahora es lo que va a marcar el futuro de nuestras almas. Podemos tener toda la disciplina del mundo, pero nuestra alma sobrevivirá a nuestro cuerpo, lo que hace esencial que vivamos todos los días con la voluntad de Jesús en nuestro corazón y con la eternidad en mente.
ORACIÓN: Amado Señor, te pido que cada día me llenes de Tu motivación e inspiración para poder agradarte mejor. Gracias, Señor.
PARA REFLEXIONAR: ¿Qué tan preocupado me encuentro con el futuro de mi alma?

THE ANT AND THE LAZY
Thursday, March 8th 2018
Ezekiel 14-15 | James 2
“Come on, lazy, look at the ant!Look at what you do, and be wise! It has no commander, no overseer or ruler, yet it stores its provisions in summer and gathers its food at harvest “Proverbs 6: 6-8.

We’ve all had days when we felt lazy, but I imagined that all our days were like that? How can we escape it? What does the Bible say?

The book of Proverbs teaches us two ways you can find the lazy correction. First, he must learn by example, and the wonderful example that is given is that of an ant. The ant is a fascinating insect; one of the most sociable creatures that exist, but also one of the most complex.

The first thing you should learn a lazy ant, is accountability. Unlike the lazy ant stores its provisions in summer and gathers its food at harvest. The food for winter is available to the ant, having worked beyond what was necessary in the summer. The ant is not guided by the immediate need, but for future need. Along with responsibility, learn from ant reliability. Ants have no commander, no one who’s watch or the rule. However, ants know their role and fulfill it, and for this we must learn. There the queen ant, soldier ant, male ants and worker ants are females and there is mutual respect between them, among whom work together in harmony.

The second way the lazy ant is learned by experience. Solomon writes: “I went by the field of a sluggard, by the vineyard of the man who lacks judgment. There were bones everywhere; grass covered the ground, and the stone wall was in ruins. I kept in my heart what was observed, and apparently learned a lesson. “We must look beyond, to the consequences of laziness. For the lazy no different than picking weeds. If we take the easy option, poverty will come upon our future as a bandit. Proverbs 12:24 says, “Diligent hands will rule; but the lazy will be subdued. ”

The sad story is told, is that the lazy always late to take the boat. We can be pleased with ourselves when we look lazy, but suddenly we realize that is exactly what we are in our souls. While in the physical realm that determine our future by what we do in the present, is more urgently certain knowledge that we determine now is what will shape the future of our souls. We can have all the discipline in the world but our soul survive the body, making it essential to live every day with the will of Jesus in our hearts and with eternity in mind.
PRAYER: Dear Lord, I pray that each day I fill in Your motivation and inspiration to please you better. Thank you, Lord.
For reflection: How I am concerned with the future of my soul?

share

Recommended Posts

Deja una respuesta