SIRVIENDO CREATIVAMENTE UNOS A OTROS

SIRVIENDO CREATIVAMENTE UNOS A OTROS

DIA 33

Como buenos administradores de los diferentes dones de Dios, cada uno de ustedes sirva a los demás según lo que haya recibido”. 1 Pedro 4:10 (DHH)

Encuentra la relación entre la voluntad de Dios y tus dones.

“Dios nos ha dado a cada uno la capacidad de hacer ciertas cosas bien” escribió al Apóstol Pablo (Romanos 12:6-8). Aunque  él esta hablando específicamente de dones espirituales en este pasaje, su propósito es universal, cualquier habilidad que Dios nos da, la debemos usar para bendecir a otros.

La Biblia está llena de ejemplos de personas que usan los dones que Dios les ha dado para bendecir a otros, para su gloria. Esta lista de dones incluye, pero no está limitada: el arte, la arquitectura, la administración, la planificación, la fabricación de un barco, hacer diseños, el bordado, el estampado, la agricultura, la pesca, la horticultura, el navegar, el vender, el ser un soldado, ser sastre, ser maestro, el escribir literatura y poesía.

Dios quiere usar nuestros dones de manera “creativa” (Hebreos 10:24), rompiendo los moldes que limitan nuestros conceptos de servicio cristiano a una pequeña lista de roles tradicionales. Él quiere que operemos  desde la  perspectiva de  que hemos sido  dotados  para hacer  lo  que podamos hacer, y todo esto “Para la gloria de Dios” (1 Corintios 10:31, NVI). Él te da habilidades, intereses, talentos, dones, personalidad, y experiencia de vida por la misma razón. Aun así, la mayoría de estos dones permanecen sin utilizarse, sin ser reconocidos y usados.

¿Te sorprendería saber que algunos estudios indican que el promedio de creyentes tiene de 500 a 700 diferentes habilidades y capacidades y todos los dones tienen la intención de contribuir al Cuerpo de Cristo? No hace falta preocuparte de sí mismo tus talentos parecen muy comunes; a pesar de ello tienen una importancia eterna para Dios. Jesús dijo que “cualquiera que dé a uno de estos pequeñitos un vaso de agua fría solamente, por cuanto es discípulo, de cierto os digo que no perderá su recompensa”. (Mateo 10:42 DHH)

Como el vidrio de color, nuestras diferentes personalidades reflejan la luz de Dios en una variedad de colores y modelos. Él nos formó, así que  no habrá duplicados-ninguno de nosotros tiene la misma mezcla de factores que nos hace únicos. Esto significa que nadie mas en al tierra sea capaz de hacer las cosas para otros de lo que tú eres capaz de hacer. “Por que somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviéramos en ellas”. (Efesios 2:10, DHH).

Una manera de evaluar tus dones y habilidades es mirando tu FORMA, un acróstico que te ayudará a evaluar el diseño de Dios en tu vida:

Dones espirituales:  Dios  te da dones  espirituales  para usarlos  en  un  ministerio.  (1 Corintios 12, Romanos 12, Efesios 4).

Corazón: Tu corazón determina porqué dices esas cosas que haces, porqué te sientes de esa manera y porqué actúas en la manera que lo haces. (Proverbios 4:23, Mateo 12:34). Habilidades:  Éstos  son  talentos  naturales  que  Dios  te da para llevar  a  cabo  sus propósitos. Éxodo 31:3 (NVI) Dios declara que da habilidades y conocimiento “Y lo he llenado del Espíritu de Dios, de sabiduría, inteligencia y capacidad creativa”.

Personalidad: Tu personalidad afecta el uso de tus dones. Por ejemplo, dos personas pueden tener el don de evangelismo, pero si una es introvertida y la otra es extrovertida, este don será expresado de maneras diferentes.

Experiencias: Estas cinco áreas de experiencia pueden influir en tu servicio a  otros: la educación, la vocación, las experiencias espirituales, el servicio y las experiencias dolorosas.

Te sientes bien cuando haces las cosas para las cuales has sido formado por Dios y cuando usas tus talentos para bendecid a otros. Phil Vischer (el creador de los cuentos de vegetales y la voz de bob, el tomate una vez dijo:) “No hay ningún lugar mas feliz que el encuentro de la voluntad de Dios y tus dones”. Aquí hay algunas preguntas para que te ayuden a encontrar la relación:

¿En qué soy bueno para ofrecerle un ministerio a otras personas? ¿Cómo se que puedo enseñar a otros? ¿Qué puedo hacer yo y qué puedo dar a alguien como una bendición?

PARA MEDITAR

Encuentra la relación entre la voluntad de Dios y tus dones.

VERSÍCULO PARA RECORDAR

“Tratemos de ayudarnos y de amarnos unos a otros, y hacer lo bueno”

PREGUNTA PARA CONSIDERAR

¿Cómo puedes usar tus dones y habilidades para servir a Dios, sirviendo a otros?

share

Recommended Posts

Deja una respuesta