ALCANZANDOLOS CON AMISTAD

ALCANZANDOLOS CON AMISTAD

Día 9

“… sabré que siguen firmes en un mismo propósito, luchando unánimes por la fe del evangelio.”                        Filipenses 1:27b

“Nosotros” es más poderoso que “yo”.

Hay poder en el compañerismo, y esto  se torna más evidente cuando estamos trabajando para comunicar el Evangelio de Cristo al mundo. El evangelismo es un esfuerzo que se hace en equipo, aún en aquellos momentos cuando pensamos que estamos trabajando solos. La realidad es que cuando guiamos a alguien al Señor, el Espíritu Santo ya ha estado trabajando en esa vida, y otros creyentes han sido influyentes, directamente e indirectamente. Pablo una vez escribió “Yo sembré, Apolos regó, pero Dios ha dado el crecimiento”                (1Corintios 3:6).

 

Tenemos que trabajar juntos como “colaboradores al servicio de Dios” (1Corintios3:9) porque “Más valen dos que uno, porque tienen más fruto de su esfuerzo” (Eclesiastés 4:9). Este es el valor de los grupos pequeños, los cuales nos permiten trabajar, hombro a hombro en el esfuerzo de guiar a nuestros amigos y familiares a Cristo. Como los cuatro amigos que trajeron al paralítico a Jesús (Marcos 2:1-12), podemos sacar fuerzas y animarnos unos a otros mientras traemos amigos a la presencia de Jesús.

En realidad, si tu nunca has experimentado el privilegio y la alegría de ayudar a alguien a conocer a Cristo, hoy puede ser el día de cambio de rumbo en tu vida aprovechando el hecho de que puedes traer a otras personas a Jesús como parte del esfuerzo de tu  grupo pequeño. No tienes que hacerlo sólo. Dios

El primer paso que tu grupo debe dar es orar juntos. Antes de compartir nuestra fe, necesitamos orar. Porque cuando oramos por otros empieza a desarrollarse en nosotros de manera natural una preocupación por ellos.

Aquí hay cuatro maneras para orar que tu grupo puede utilizar para acercar a tus amigos y familiares a Cristo.

Primero: Ora por una oportunidad para hablar de Jesús (Colosenses 4:3) pide a Dios que te dé una oportunidad para compartir tu fe en Cristo y para invitar a tus amigos a la iglesia. No dudes acerca de esto: ¡Dios responderá la oración!

Segundo: Ora para que el Señor prepare los corazones de aquellos a quienes alcanzar. ¿Sabes cómo Dios ablanda los corazones? El envía lluvia. En cualquier momento que tú veas a alguien yendo a través de una tormenta en su vida, sabrás entonces que Dios está ablandando el corazón de esa persona.

Tercero: Ora para que Dios ablande tu corazón. Di “seré honesto, Señor. No me importa mucho las otras personas. Me interesa mi propia vida. Me importan mis prioridades y mi familia”. Pronto Dios llenará tu corazón con una “carga”, una palabra antigua que significa que tu corazón está sensible hacia otras personas.

Cuarto: Ora para que  las palabras de Jesús se difundan “el mensaje del Señor se difunda rápidamente y se le reciba con honor” (2Tesalonisenses 3:1) exactamente como se hizo entre los primeros cristianos.

 

Ahora sé creativo en la manera cómo tu grupo invita a aquellos por quienes han estado orando: Pueden organizar una parrillada, una noche de película, una noche de juegos, un   lonche; las posibilidades son ilimitadas

Finalmente, aquí tenemos una oración que tú y tu grupo pequeño pueden usar: “Padre, queremos que tú  uses nuestro grupo para  alcanzar  uno  más para Jesús.  Desarrolla en nosotros  una profunda preocupación por las personas que no conocen a Cristo y produce en nosotros orar consistentemente por su salvación. Sabemos que tu pagaste un precio alto por traernos a tu familia, y estamos de acuerdo contigo que nadie es un caso perdido o que esté más allá del alcance de tu amor. Guíanos y danos creatividad para alcanzar a otros para tu reino. Padre, en fe te pedimos que en este próximo año nuestro grupo sea capaz de alcanzar 20 personas para ti. Elevamos esta oración en el nombre de Jesús. Amen”.

PARA MEDITAR

“Nosotros“ es más poderoso que “yo“

VERSÍCULO PARA RECORDAR

“…que siguen firmes en un mismo propósito, luchando unánimes por la fe del Evangelio”                                  Filipenses 1:27b

PREGUNTA PARA RECORDAR

¿Por cuáles amigos o familiares puede comenzar a orar tu grupo pequeño?

Tema: Estamos comisionados a alcanzar juntos a otros

 

share

Recommended Posts

Deja una respuesta