ALCANZANDOLOS INTENCIONALMENTE

ALCANZANDOLOS INTENCIONALMENTE
Día 8
“Compórtense sabiamente con los que no creen en Cristo, aprovechando al máximo cada momento oportuno. Que su conversación sea siempre amena y de buen gusto. Así sabrán como responder a cada uno.” Colosenses 4:5-6 El amor cuida el destino de otros.
Si tú supieras cuál es la cura para el cáncer o el sida, y lo mantuvieras en secreto, sin decir nada a nadie, mientras millones continúan muriendo ¿seria esto una forma de amor? Por supuesto que no. Si tú supieras cuál es el secreto para extender la vida del hombre 50 años más ¿Te gustaría compartir el secreto? Por supuesto que sí. Por que como creyentes hemos aprendido el camino a la vida eterna y tenemos un más importante, duradero y urgente mensaje para compartir con el mundo. El amor no nos da otra alternativa.
¿Cómo podemos alcanzar a aquellos de nuestra comunidad que no conocen al Cristo resucitado? Como grupo pequeño y como la familia de la iglesia ¿cuál es la mejor manera de compartir las buenas nuevas con nuestros amigos, familiares, vecinos y compañeros de trabajo? El punto de partida es llegar a ser intencionales acerca de esto; lo que significa que debe importarnos el destino eterno de las personas que nos rodean.
Hasta que no decidamos interesarnos en aquellos que todavía no pertenecen a la familia de Dios, no invertiremos tiempo, oración y el esfuerzo que requiere el alcanzarlos para Jesús, es más fácil permanecer en silencio mientras gente alrededor de nosotros muere sin conocer a Cristo, pero esto también es desamor.
El apóstol Pablo fue un veterano en alcanzar a los no creyentes, porque a él le importaba lo que a Dios mas le importaba: ¡la gente! En 2Timoteo 2:10 (NVI), Pablo declaró la profundidad de su amor por quienes todavía no formaban parte de la familia de Dios: “Así que todo lo soporto por el bien de los elegidos, para que también ellos alcancen la gloriosa y eterna salvación que tenemos en Cristo Jesús…¨ En Colosenses 4:5-7, Pablo comparte las cuatro maneras mediante las cuales podemos llegar a ser intencionales en presentar a Jesús a otros:
Primero: Él dice, “Compórtense sabiamente con los que no creen en Cristo”, con las personas que no son creyentes. Esto significa ser consciente de que todo lo que digas y hagas es un testimonio a favor o en contra de Cristo. Si tú declaras ser un seguidor de Cristo, tú serás observado por aquellos que no conocen al Señor. Ellos quieren ver cómo un creyente actúa: cómo tu manejas los problemas, irritaciones, retrasos, desilusiones, y especialmente cómo manejas tus relaciones interpersonales ¿Tu fe hace que sonrías a la gente? ¿Eres optimista y animado? ¿Cuándo las personas te desilusionan eres gentil o crítico? ¿Cuándo te sientes frustrado, eres mal educado y orgulloso con otros, o educado y paciente? Todas estas respuestas en la vida son testimonio.
Segundo: Pablo dice: “Aprovechando al máximo cada momento oportuno”. Para redimir el tiempo, debes primero ser consciente del mismo. Pide a Dios que abra tus ojos para ver las ocasiones diarias que Él te da para compartir una simple palabra de testimonio acerca de la diferencia que Jesús ha hecho en tu vida. Comienza cada día orando “Jesús ayúdame a ver y amar a la gente de la manera que tú lo haces”. Después lee los evangelios para aprender como Jesús se relacionó con las personas.
Aprovechar al máximo cada momento oportuno, requiere vivir en una conexión constante con Cristo. Habla con Él durante todo el día y esto incrementará tu sensibilidad a las necesidades espirituales de la gente alrededor de ti. Recuerda, Dios nunca ha creado una persona que Él no amó. La Biblia dice: “(Dios) Quiere que todos sean salvos y lleguen a conocer la verdad.” 1Timoteo 2:4.
Tercero: Una manera de alcanzar intencionalmente a los demás es asegurarse que nuestras palabras sean siempre tiernas y agradables. Cuando tu conoces la verdad, es tentador querer usar el evangelio para ganar a las personas para Cristo, a como dé lugar. Pero la gente nunca llega a la familia de Dios discutiendo. Ellos sólo son atraídos a Cristo por el amor. Nunca persuadirás a las personas si eres brusco. Ten un corazón cálido y amable.
Finalmente, Pablo dice que estemos listos y “así sabrán responder a cada uno”. Esto requiere preparación e intencionalidad. Por el resto de esta semana veremos cómo hacerlo, pero comienza con tu decisión de ser conciente, que te importe y que compartas en la gente lo que Dios ha puesto en tu vida. Colosenses 4:5 es el versículo para memorizar esta semana. Si te comprometes a memorizarlo, entonces Dios te recordará ser intencional.
PARA MEDITAR
Aprovecha bien cada oportunidad que tengas.
VESICULO PARA RECORDAR
“Compórtense sabiamente con los no creen en Cristo, aprovechando al máximo cada momento oportuno”. Colosenses 4:5
PREGUNTA PARA CONSIDERAR
¿Alguien disfrutará la eternidad por tu obediencia a la causa de Cristo?
Tema: Estamos comisionados a alcanzar juntos a otros
share

Recommended Posts

Deja una respuesta